Esta cerveza Premium tipo Blonde Ale está en los límites de la artesanalidad, ya que es una cerveza filtrada que comparte varias cualidades con las cervezas industriales. Su perfecta combinación de maltas de dos hileras con un suave y amargo lúpulo ingles le aportan un ligero color dorado y un exquisito y balanceado sabor.

 

No se te haga extraño que después de tomarla pienses que esta mona está lejos de ser un cliché.

Esta cerveza tipo American Pale Ale es una fiesta para tomarse con pasión. ¡Sí! una fiesta de lúpulos americanos que te cautivará con sus aromas florales y cítricos que se complementan con deliciosas maltas acarameladas y con el alcohol proveniente de la fermentación.

 

Es la más amarga de nuestra familia y la más diferente para el mercado colombiano; una cerveza directa pero cero arrogante, que con su color ocre, como el de una piel tostada bajo el sol tropical, llegó para ofrecerte una experiencia que no te podrás perder (y que obvio jamás podrás olvidar).

Esta cerveza tipo Amber Ale de color rojo intenso combina en ella variedades de maltas para que al mezclarse en tu boca sientas un toque tostado, con insinuaciones de pan fresco y un sabor malteado que siempre vas a querer repetir.

 

Esta mulata es pura diversidad, irreverencia y llena contrastes de actitud. Su color y cuerpo se contradicen con su sabor, siendo más dulce de lo que la gente creería y menos fuerte de lo que aparenta; ella, como Colombia, está esperándote a que te atrevas a explorarla.

Esta cerveza tipo Stout, inspirada en los sabores característicos de los Andes, está cargada de maltas tostadas, oscuras y acarameladas, quien se caracteriza por su aroma a café y cocoa. Es fuerte y con mucho cuerpo, pero te dejará sensaciones dulces con aromas a chocolate. Ella es compleja, cero tímida y llena de un humor “negro” que siempre te hará pensar.